Anuncio

La Mujer Vampiro de Ciudad Madero

Cerca de los años 70´s en Ciudad Madero, Tamaulipas, existía una mujer muy buena y querida por el pueblo. Se trataba de una mujer muy religiosa, cada domingo estaba en la iglesia y siempre era atenta con los más necesitados. Visitaba a los enfermos y se ofrecía para ayudar en todos los eventos de la parroquia.

Al ver tanto amor que recibía de la gente, la mujer pidió que cuando muriera fuera sepultada en la iglesia de la comunidad. Con el paso del tiempo, la mujer junto con su esposo y sus hijos se mudaron a otra ciudad, por lo que dejó de frecuentar a la gente de Ciudad Victoria. Aunque esas personas nunca la olvidaron ya que fue muy bondadosa con todos.

Cuando se convirtió en anciana, la mujer enfermó y poco a poco su salud se deterioró. Los doctores dijeron que murió de causas naturales, y como se quiso respetar su voluntad, su cuerpo fue trasladado hasta Ciudad Madero. Los adultos que la recordaban con mucho cariño asistieron a su funeral, la calle hacia la iglesia estaba llena de gente que sostenía flores y ramos como símbolo de su aprecio.

Justo cuando el ataúd estaba a punto de entrar a la iglesia, una de las personas que lo llevaba en su hombro sintió un fuerte jaloneo y perdió el control. Esto provocó que la caja callera al piso y se abriera delante de todos los presentes. Las mujeres y niños gritaron aterrorizados al ver lo que había en el interior de la caja. En lugar de una dulce viejecita, había una mujer joven de piel blanca, sus uñas eran muy largas y afiladas, además sus dientes eran tan grandes y puntiagudos que parecían los de un felino.

El cabello de la mujer no tenía ni una cana, era totalmente negro y tan largo que llegaba a su cintura. La gente descubrió que se trataba de una mujer vampiro, así que de inmediato tomaron su cuerpo y lo regresaron a la caja. Aunque mucha gente dejó la iglesia rápidamente, los valientes se quedaron a sepultarla dentro de la iglesia, mientras el sacerdote rociaba grandes cantidades de agua bendita.

Esa misma noche, la gente de Ciudad Victoria no pudo descansar, ya que muchos aseguraron que esa mujer se había salido de su tumba y se encontraba paseando cerca de las casas. Su tumba aún existe y muchos curiosos la visitan esperando que se aparezca. Algunos creen que todavía sigue viva y sale a buscar víctimas durante la noche para morderlas y beber su sangre.

Quizás también te pueda interesar:

Anuncio

Anuncio
Última modificación: 12 diciembre, 2018

Autor