Leyenda del Jinete sin Cabeza
Leyenda del Jinete sin Cabeza

Leyenda del Jinete sin Cabeza

José era un hombre humilde que estaba desesperado por conseguir un poco de dinero para comprar medicamento para su pequeño hijo que estaba enfermo. No tenía trabajo, y los doctores le decían que su hijo podría morir pronto de no encontrar el medicamento de inmediato.

Se le ocurrió pedir ayuda a sus amigos que eran clientes frecuentes en una famosa cantina. Pero a uno de ellos se le ocurrió divertirse un poco con la desgracia de su amigo, así que le habló sobre el caballo negro de la loma. Le dijo que si conseguía montarlo, el caballo lo llevaría al escondite de su amo lleno de riquezas y tesoros.

Los hombres en la cantina comenzaron a burlarse, pero a José no le quedó más remedio que hacer caso a lo que le habían platicado. Así que salió a la loma en busca del caballo negro que vivía salvajemente con la intención de domarlo. Lo que no sabía era que se trataba de una gran mentira que habían inventado para reírse de él.

José subió a un árbol desde donde esperó al caballo para montarlo, justo cuando el caballo se encontró debajo del árbol, se dejó caer sobre él rápidamente. Pero tras el susto que tuvo el caballo relinchó y brincó tanto que la cabeza de José quedó atorada en las ramas del árbol y su sangre empapó los ojos del animal. El caballo corrió llevando encima el cuerpo del hombre y al no poder ver se dirigió a una barranca.

El caballo y el hombre fueron devorados por la tierra que comenzó a brotar ríos de sangre. Ninguno de los hombres de la cantina supo más de José, hasta la mañana siguiente cuando encontraron fuera de la cantina la marca de una herradura como si hubiera sido quemada. Al caer la noche, todo el pueblo fue testigo de una bola de fuego que se acercaba galopando desde la loma. Todos corrieron a refugiarse a sus casas asustados de lo que veían.

Muchos miraron por sus puertas y ventanas lo que parecía ser un jinete sin cabeza sobre un caballo negro que exhalaba fuego. El jinete se dirigió a la cantina que tenía la marca y salió con seis cabezas en sus manos. Eran las cabezas de los bromistas que habían jugado con su desgracia y de quienes decidió vengarse.

Desde entonces, cualquier persona que en vez de ayudar a una persona en desgracia se burla es castigada por el Jinete sin Cabeza que se encarga de decapitarlos.

Quizás también te pueda interesar:

El arbol del ahorcado

El árbol del ahorcado

El Árbol del Ahorcado [asa2 tpl="Flat_box_horizontal"]B06XKJ8Q2R[/asa2] En el Hospital Civil había muchas personas que sufrían depresión debido a que muchas ...
Leer Más

El fantasma de la Niña del Desfiladero

El fantasma de la Niña del Desfiladero En la Avenida Hidalgo, en el municipio de Tampico, Tamaulipas, se encuentra un ...
Leer Más

El Fantasma del Hospital de Barranquilla

El Fantasma del Hospital de Barranquilla En el Hospital General de Barranquilla hay una delgada línea que divida la vida ...
Leer Más
El fantasma del jardin de san marcos

El Fantasma del Jardín de San Marcos

El Fantasma del Jardín de San Marcos Durante el año 1851 el señor Mario Camino creó una de las ferias ...
Leer Más
El indio alonso

El Indio Alonso

El Indio Alonso Vicente Alonso Teodoro era un bandido famoso en Colima que tenía a todos aterrados con sus actos ...
Leer Más
Leyenda del Niño Lluvia

El Niño Lluvia

El Niño Lluvia Hace muchos años en los cerros de Aguascalientes vivía un hombre con sus hijos que cada día ...
Leer Más

Estoy en el Armario

Me llamo Betito, tengo seis años y siempre me a gustado jugar a las escondidas. Una noche mientras dormía, escuché ...
Leer Más

La aparición en el Zoológico de Culiacán

La aparición en el Zoológico de Culiacán El zoológico de Culiacán siempre fue un sitio muy agradable para visitar pero ...
Leer Más

La Leyenda de Don Trinidad

La Leyenda de Don Trinidad En una comunidad dentro del municipio de Ixtlahuacan en el estado de Colima vivía Don ...
Leer Más

51star1star1star1star1star
Última modificación: 21 abril, 2020

Autor

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios