Leyenda de la Presa Maldita
Leyenda de la Presa Maldita

Leyenda de la Presa Maldita

Muy cerca de Irapuato se encuentra una comunidad que hace tiempo vivía con el temor constante de inundación. Esto debido a que había una presa muy vieja y mal construida que amenazaba con explotar y dejar inundado todo el pueblo arrasando con las pequeñas casas. Tras escuchar el temor y las demandas de los pobladores, los dueños de la presa decidieron mejorar la construcción.

Pero tenían no sabían cómo hacerlo, así que tras muchas recomendaciones decidieron acudir a una bruja que les dio la respuesta. Esta mujer les dijo que construyeran una nueva presa pero colocando niños vivos dentro de los muros. De esta forma cuando la presa estuviera a punto de desbordar, los pequeños darían aviso al pueblo y todos podrían salvarse.

Así que los dueños salieron a dar órdenes a su capataz pidiendo que les llevaran a todos los niños menores de dos años que se encontraran en el pueblo. El hombre salió y arrebató de las manos de sus padres a todos los pequeños que se encontraba en el camino, los aventó dentro de su camioneta y así hasta terminar de secuestrar a todos.

Los dueños de la presa realizaron los trabajos y emparedaron a los pequeños niños en la presa, dejando únicamente libre su cabeza. Los niños lloraban todo el tiempo, y el pueblo comenzó a asustarse de estas drásticas medidas de los dueños de la presa. Tiempo después, cuando los niños murieron aún se podían escuchar sus gritos, avisando que la presa estaba a punto de desbordarse.

Pero cuando la presa se secó, y en el pueblo ya nadie conocía la historia, se escucharon los llantos de estos niños tan fuerte que lastimaron los oídos de las personas. Muchos de los habitantes pensaron que se había desatado una maldición de la presa y decidieron abandonar el pueblo.

 

Quizás también te Pueda Interesar:

Última modificación: 12 diciembre, 2018

Autor