Leyenda de la Monja Enamorada de Durango
Leyenda de la Monja Enamorada de Durango
Anuncio

Leyenda de la Monja Enamorada de Durango

[asa2 tpl=»Flat_box_horizontal»]B00QFSIT90[/asa2]

Durante la intervención francesa muchos soldados llegaron al centro de Durango. Planearon su asentamiento durante varios días y realizaban recorridos en la zona cerca de la Catedral, en donde se encontraba un convento. Una de las monjas que apenas había entrado al convento tenía mucha curiosidad por esos hombres extranjeros. Cada día se asomaba a la ventana para ver lo que hacían los soldados franceses.

Entre esos hombres quedó enamorada de Fernando, un hombre alto de ojos claros y con un cuerpo robusto. Él también solía mirarla durante horas desde donde estaba, así pasaron varios días, pero sin cruzar ni una palabra. Hasta que un día los franceses tuvieron que ocultarse del enemigo que estaba a penas a unas horas de distancia. Fernando tuvo la idea de pedirle a la monja que lo escondiera durante un tiempo y así lo hizo.

Durante un par de días Fernando estuvo viviendo con la monja en secreto dentro del convento, ellos estaban enamorados y habían pasado las noches juntos. Pero el militar recibió la noticia de que tenían que irse de Durango de inmediato porque serían atacados con mucha fuerza por los mexicanos. Así que los dos enamorados tenían que separarse, pero Fernando prometió que volvería por su amada pronto para casarse.

[asa2 tpl=»Flat_box_horizontal»]B000GAWSCW[/asa2]

A los pocos días la monja se dio cuenta de algo que cambiaría su vida por completo, estaba embarazada y en muy pocos meses comenzaría a notarse. Por esto tenía que salir del convento cuanto antes para casarse con su amado. Cada día ella esperaba en la catedral la llegada de Fernando como lo habían acordado. Pero al poco tiempo, todo el ejército francés fue asesinado y la noticia se esparció por el pueblo.

La monja estaba muy triste y deprimida, ya no podría vivir más en el convento y su amado había muerto. Además al estar embarazada podría ser señalada por todos y no podría vivir con eso. Entonces una noche subió al campanario dela catedral de Durango, cerró los ojos y se aventó. Su cuerpo quedó impactado contra el piso, provocando su muerte inmediata y llenando todo de sangre. Nadie se dio cuenta de lo sucedido hasta la mañana siguiente, cuando vieron el cuerpo de la monja tendido y ensangrentado.

Muchos aseguran que cada noche a la misma hora se puede ver a una monja desde el campanario de la catedral. Aseguran que es la misma monja que vivió enamorada y que su alma está en pena por haberse suicidado.

Anuncio

Quizás te pueda interesar:

[asa2 tpl=»Flat_box_horizontal»]B07B4JDBS3[/asa2]

Leyenda del Fantasma de la Monja

 

Leyenda del Macabro traje del Payaso

 

Leyenda de la Niña del Aro

 

 

Anuncio
Leyenda de la Monja Enamorada de Durango
Leyenda de la Monja Enamorada de Durango
Durante la intervención francesa muchos soldados llegaron al centro de Durango. Planearon su asentamiento durante varios días y realizaban recorridos en la zona cerca de la Catedral, en donde se encontraba un convento. Una de las monjas que apenas había entrado al convento tenía mucha curiosidad por esos hombres extranjeros. Cada día se asomaba a la ventana para ver lo que hacían los soldados franceses.
Última modificación: 7 enero, 2019

Autor

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios