Anuncio

Las Brujas de Burgama

Durante el siglo XVII en la región de Ocaña vivían cinco mujeres: María Antonia Mandona, María, Pérez, María del Carmen, María de Mora y Leonelda Hernández. En el poblado no era un secreto que todas ellas se dedicaban a la brujería. Eran las mejores para eliminar a los demonios, hacer limpias y dar amuletos de protección. María Antonia era  la líder de ellas, siendo así la que más experiencia tenía en hechizos. Mientras que Leonelda era la más joven y la más hermosa de las cinco.

Pero debido a la Santa Inquisición en ese momento se perseguía la herejía y se castigaba con la muerte. Una tarde ese grupo de mujeres, conocido como las brujas de Burgama, fueron arrestadas y condenadas por la inquisición de soldados españoles. Las mujeres fueron atadas y azotadas durante un largo camino hasta el Cerro de la Horca.

Anuncio

Al llegar al cerro pusieron en la horca a María Antonia, la bruja más poderosa del grupo. El resto de las mujeres permanecían atadas esperando su destino. Pero justo cuando la bruja estaba a punto de ser asesinada, un grupo de pobladores salieron de entre los matorrales para atacar a los policías. Debido a esto el capitán decidió atrapar a la bruja Leonelda, la más joven y la que consideraba más débil.

Cuando el resto de las brujas fueron liberadas atacaron sin piedad a los hombres y liberaron a Leonelda quien fue sobre el capitán cortando a la mitad su cuerpo con ayuda de un machete. Las cinco brujas se liberaron de sus enemigos y agradecieron a los pobladores que las ayudaron.

Continuaron practicando la magia lanzando maldiciones a todos los responsables de la inquisición. Aunque después de su muerte, se dice que Leonelda aún vaga en el Cerro de la Horca asechando a todos los hombres que tienen malas intenciones con las mujeres. Como agradecimiento, su alma ha protegido al pueblo de desastres y ladrones, ahuyenta a todo aquel que busca hacer daño en el pueblo. Justo en el centro de la explanada principal se puede encontrar una estatua de la bruja Leonelda.

 

Anuncio
Última modificación: 17 diciembre, 2018

Autor