Anuncio

El Fantasma del Hospital de Barranquilla

En el Hospital General de Barranquilla hay una delgada línea que divida la vida de la muerte. Debido a la gran cantidad de emergencias y situaciones médicas ese sitio está envuelto en un ambiente de incertidumbre. La energía que se acumula sirve para mantener a los espíritus de los fallecidos atrapados en un mismo sitio durante la eternidad.

 

Durante la noche llegan personas heridas que requieren de atención inmediata ya que su vida está en riesgo. Los fines de semana por los años 80´s había una gran cantidad de pacientes esperando en la sala de emergencia. Raquel era una de ellas, había sufrido un accidente automovilístico y tenía que ingresar de inmediato.

Cuando los doctores la recibieron y atendieron sus heridas la llevaron a una habitación para su recuperación. Una monja cuidó de ella toda la noche, Raquel le pedía agua y la monja amablemente la llevaba. Al día siguiente cuando despertó y debía irse a casa buscó a la monja para agradecerle su atención. Preguntó por ella con los médicos y las enfermeras pero todos le dijeron lo mismo, en ese hospital no trabaja ninguna monja.

 

Esta misteriosa aparición en el Hospital General de Barranquilla ha continuado hasta la fecha. Algunos creen que se trata del alma de una monja que en vida se encargó de cuidar a los enfermos. Otros dicen que esta mujer en vida fue una persona que trató a sus pacientes con desprecio y por eso su alma fue castigada para reparar todo el daño que ocasionó.

Las enfermeras y los médicos la han visto rezando rosarios a los pacientes y hasta cambiarles el suero durante la noche. Algunos enfermos y lesionados aseguran que la mujer los trata amablemente. Pero parece que las personas que ingresan al hospital no se dan cuenta de que están siendo atendidos por un espíritu atrapado en este mundo.

 

Quizás te pueda interesar:

Anuncio

Anuncio
Última modificación: 12 diciembre, 2018

Autor