Leyenda de la niña del rio
Leyenda de la niña del rio

Leyenda de la Niña del Rio

La Leyenda de la niña del rio, es una historia que jamás ha sido contada por lo que Leyendas de Terror Cortas te la presenta en exclusiva esperando que te guste.

Dice la Leyenda que a principios del siglo pasado en los años veinte, existió una niña llamada Lucila la cual tenía 10 años, era muy alegre y ocurrente a la cual de cariño todos en el pueblo le llamaban Lucy.

Para sus padres, tenía muchas ocurrencias, dentro de ellas pasaba los días hablando sola ya que según ella podía ver y hablar con los muertos, sin embargo, para evitar que las personas del pueblo le tacharan de loca o de bruja, sus padres acordaron con Lucy mantenerlo en absoluto secreto.

Cuando su abuela murió, en pleno silencio y en la tristeza total de sus familiares, repentinamente Lucy comenzó a platicar sola ante el asombro de todos, decía cosas extrañas que solamente el papá, la abuela y algunas personas mayores del pueblo sabían, como por ejemplo que el papá llamado Antonio, había tenido un hermano que murió ahogado accidentalmente en el rio donde jugaban en las tardes calurosas.

Este acontecimiento hizo que los asistentes al funeral se asustaran y tacharan a la niña de tener algún tipo de pacto con el diablo debido a que solamente los brujos y quienes tenían alguna especie de pacto demoniaco podían conseguir ese tipo de poderes, por lo que desde ese momento se corrió la voz incluso más allá del pueblo y cada vez que la veían le gritaban cosas horribles, que la pobre Lucy se quedó sin amigos y ya no quiso salir de su casa ni siquiera a jugar en el jardín.

Para evitar seguir siendo señalados por las palabras de rabia de la gente del pueblo y la gran pena que sufría la familia por dicha situación, decidieron argumentar que Lucy contaba con un problema mental en el que veía y escuchaba cosas que no existían y que un doctor especializado les había dicho que se trataba de una enfermedad llamada esquizofrenia, por lo que decidieron mandarla a un hospital psiquiátrico infantil cuando apenas faltaban 2 días para cumplir 11 años.

Ya en el hospital, Lucy estaba completamente asustada porque estaba muy lejos de su familia y porque escuchaba los gritos de dolor de otros pacientes.

Les hacían cosas terribles, como darles descargas eléctricas en la cabeza, los golpeaban cuando no se comportaban como ellos querían, los dejaban sin comer, bebían agua sucia de una pileta oxidada, incluso veía que la limpieza no era nada que ver a lo que ella estaba acostumbrada ya que había desechos humanos por doquier, olía horrible y había niños sucios que tenían el cabello tieso con alguno que otro bicho paseando por su cabeza.

En su segundo año, planeó escapar de ese inmundo lugar ya que la castigaron azotándola y encerrándola en un cuarto húmedo y oscuro por no querer seguir bebiendo el agua de aquella pileta oxidada. Cuando por fin salió de ese cuarto buscó el momento más oportuno para escapar y así lo hizo. Sin embargo, jamás contó que al huir tendría que atravesar un río en el cual, su cuerpo no saldría vivo de ahí.

Todavía en estas fechas, se llega a ver a una niña que pasa corriendo rumbo al río y que al llegar a la orilla desaparece, sin embargo, a pesar de ser un fenómeno paranormal nadie imagina el sufrimiento que aún debe tener su espíritu al seguir vagando intentando esa escapar de tan vil castigo.

Quizás también te pueda interesar:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

51star1star1star1star1star
Última modificación: 12 diciembre, 2018

Autor